Desde Finca Quimera os vamos a contar todo sobre los ramos de novia preservados. Ante todo:

¿Qué son los ramos de novia preservados?

ramos de novia preservadosSeguro que si habéis comenzado a indagar sobre la aventura de todo lo que hay alrededor de vuestra boda, no es la primera vez que oís la opción de ramo preservado; pero, ¿qué es?

Un ramo de novia preservado es un ramo de flores naturales las cuales han sido previamente tratadas para su conservación.

Mediante esta técnica, los ramos duran mucho más y pueden llegar a convertirse en un gran recuerdo de vuestra boda.

Es de especial interés si os casáis en épocas de temperaturas altas o bajas, y queréis flores fuera de temporada. Así os aseguraréis que vuestro ramo aguantará a la perfección el intenso día de vuestra boda.

Un ramo de novia preservado, por sus características y condiciones, tiene que ser reservado con un tiempo prudente: un mínimo de tres semanas antes de la boda. Si no te arriesgas a que las flores que quieras para tu ramo no estén disponibles.

¿Hasta cuánto puede durar un ramo de novia preservado?

Es otra de las cuestiones que nos puede venir a la cabeza cuando tenemos la información sobre qué son los ramos preservados.

Ante todo, esto depende del tipo de flor que elijas. Lo mejor es que consultes con tu florista sobre qué tipos de flores son mejores para la época en la que te casas; y según la temática de tu boda; etc.

ramos de novia preservadosSon muchas las variedades de flores que han experimentado esta técnica, por lo que seguro que tu florista sabe dar en el clavo con las flores perfectas para tu ramo.

Una pequeña desventaja de las flores preservadas, es que pierden su brillo y frescor inicial; pero perdurará más levemente con el paso de los días. No tienen un periodo de ‘caducidad’; por lo que lo puedes conservar el tiempo que quieras.

¿Qué hacer para que duren más los ramos de novia preservados?

Aunque se trate de un ramo de novia duradero, esto no quiere decir que sea un ramo todoterreno: tendremos que tratarlo con delicadeza, al igual que un ramo fresco. Si alguna flor se estropea porque se aplasta, por ejemplo, esta no volverá a su forma original.

El cuidado requerido es similar al que se esperaría de un ramo de flores frescas. Este tratamiento no las convierte en flores secas, y tampoco son de plástico, por lo que tendremos que tratar el ramo con cuidado.

Fotos ramos: Amanda López

Ramos de novia preservados
Rate this post
¡Comparte!
Call Now Button¿Te casas? ¡Llámanos!