A la hora de elegir el tipo de ceremonia que queréis para vuestro enlace, si al final os decantáis por una boda civil, una de las mejores opciones es contratar a un oficiante para bodas.

Un oficiante puede ser tanto un familiar o persona cercana a los novios; o un profesional de la oratoria.  

Ventajas de un oficiante para bodas

Entre las múltiples ventajas, está la facilidad y comodidad tanto para novios como invitados de que con un oficiante para bodas, podréis celebrar tanto la ceremonia como cóctel y banquete en el mismo espacio, como en Finca Quimera.

Evitaréis desplazamientos de largos trayectos en un lugar como Madrid; y podréis así dedicar más tiempo a lo que importa: vivir vuestro día rodeados de familiares y amigos.

Familiar o amigo

Sin duda, si es un familiar o amigo el que oficie la boda, será un acto emotivo y muy íntimo que recordaréis con mucho cariño durante mucho tiempo.

Esta persona puede hablar sobre momentos vividos junto a la pareja; anécdotas de unos y de otros; situaciones o viajes… Es algo mucho más real y próximo a todos los asistentes.

Puede existir el inconveniente de que no sea un orador nato, y que llegado el momento se sienta nervioso o se quede en blanco; lo que puede restarle algo de magia a la ceremonia. La clave es ensayar mucho y estar seguros de que lo va a hacer maravillosamente.

Orador profesional

En caso de que ningún familiar o amigo pueda ejercer de oficiante; podéis contratar los servicios de uno profesional.

Oficiante para bodas

Las ventajas de un oficiante para bodas profesional es que no va a sufrir ataques de pánico ni se va a quedar en blanco ante la situación: un orador profesional tiene amplia experiencia en hablar en público ante distintos tipos de eventos e invitados.

También podéis contratar a un actor profesional; y tanto esta persona como un orador sabrán darle el toque que queráis al discurso: emotivo, divertido, gracioso, anecdótico… Seguro que tanto vosotros como vuestros invitados lo pasaréis muy bien.  

Un oficiante profesional os asesorará sobre el tipo de guión a seguir en la ceremonia, y podéis añadir o interactuar todo lo que queráis. Hará todo a medida según vuestros gustos o preferencias.

Otra cualidad que tienen los oradores profesionales es que saben captar y mantener la atención del público en todo momento.

Aunque no sea una persona cercana a vosotros, por su trabajo suele conectar muy bien con el público y de una forma rápida.

Celebrar tu boda civil en una finca tiene también muchas ventajas. ¡Lee este artículo e infórmate de todo!

Oficiante para bodas: elige a un orador para tu boda
Rate this post
¡Comparte!
Call Now Button¿Te casas? ¡Llámanos!