En todo lo que rodea una boda, los invitados, sobre todo los más allegados, también se plantean qué llevar en ese gran día.

Otra de las protagonistas ese día, además de los novios y la madrina/padrino de bodas, es la madre de la novia: los amigos y familiares se acercarán a ella a darle la enhorabuena y a saber qué tal está viviendo la experiencia. Por ello también esta figura cobra importancia en cuanto a la indumentaria.

El vestido de la madre de la novia: ¿cómo tiene que ser?

el vestido de la madre de la novia

Foto: A todo confetti

Los padres de los novios ocupan el segundo plano del protagonismo de la boda; y aquí queremos daros algunos consejos sobre cómo vestir para ese momento.

Tanto la madre de la novia como la madrina de bodas deben ir elegantes y sencillas. Nunca tienen que intentar eclipsar a la novia ni llevar un vestido demasiado llamativo; sobre todo si la novia portará un estilo sencillo.

En el caso de la madrina, que lleva al novio al altar, tiene prioridad a la hora de elegir vestido; según el protocolo estricto. Lo ideal sería que ambas madres se pusieran un poco de acuerdo sobre cómo serán los vestidos o trajes.

Si seguimos la etiqueta, ninguna invitada puede ir más arreglada que la madrina; siendo esta la que marca la formalidad del evento.

Lo ideal es que en cuanto al vestido de la madre de la novia y la madrina, no coincidan en color, diseño del vestido o corte.

Los novios marcan el estilo de la boda, por lo que si es una celebración sencilla, no tiene mucho sentido que ni la madrina ni la madre de la novia vayan muy recargadas; esto sin dejar de lado los propios gustos ni personalidad de las susodichas.

La época del año importa

el vestido de la madre de la novia

Foto: A todo confetti

Según la época del año que sea, el vestido de la madre de la novia puede ser de un estilo u otro; al igual que el momento del día.

Los colores que más favorecen son los tonos pasteles, sobre todo para las bodas de día. El rosa palo, coral, champán o gris medio son perfectos para un vestido o traje de este tipo.

Los granates, azul marino u oscuro, o verde botella son colores más asociados al otoño o invierno.

Si es una boda de día, la madrina debería ser la única que fuera de largo junto a la novia. El resto deben llevar vestidos tipo cóctel.

De tarde/noche, todas las invitadas pueden ir de largo.

La pamela es un complemento ideal para una boda de día – jamás de tarde/noche -.

Lo que no se puede hacer

Hoy en día el protocolo se actualiza y la única norma inquebrantable de todo esto es que nunca pueden ir de blanco; y cuidado con tonos cercanos a él como el beige, el gris perla, etc.

Otro color que no se recomienda rotundamente es el negro.

En Finca Quimera tienes un espacio ideal para celebrar tu boda civil. ¡Échale un vistazo a nuestra web!

 

el vestido de la madre de la novia

Foto: A todo confetti

El vestido de la madre de la novia
5 (100%) 5 votes
¡Comparte!