Tanto la temática en sí como los detalles del enlace, definen el estilo de los novios. Por eso si andáis sin ideas, aquí os vamos a recomendar algunas para la decoración de bodas en invierno.  

Empezando por el ramo de novia, el resto de elementos tienen que ir acorde a la época del año en la que llevamos a cabo la celebración.

Decoración floral

En cuanto a las mesas del banquete, por ejemplo, o decoración floral en general para bodas de invierno, se lleva lo minimalista.

Nada de elementos exagerados o especialmente frondosos; más bien al contrario: recipientes con ramas o incluso con una sola flor. Ramas con algo de color en vasijas rústicas o poco convencionales a modo de centro de mesa. Esta es la tendencia.

Y no todo tiene por qué ser flor… ¿un cactus? O un conjunto de cactus será algo diferente. Puedes personalizar el recipiente y que cada invitado se lo lleve de recuerdo. Doble función.

decoracion bodas en inviernoLas tendencias más actuales hablan de conceptos como ‘outsider’: vasijas de barro o de apariencia artesanal, rústicas. Los colores pueden ser tierras, aunque si prefieres llamar la atención en este punto de la mesa, tonos más vivos.

Dejar que las ramas se esparzan y se coloquen que una forma casual, nada pensada ni estructurada.

La combinación de flores más delicadas con otras salvajes logrará un contraste equilibrado.

Este estilo puede evocar al ikebana, que es el concepto de arte floral japonés. Minimalista y elegante.  

Ante todo y lo más importante, es que haya concordancia con la temática de la boda para que nadie quede extrañado.

Colores

Los tonos ocres, azulados, naranjas… nos evocan al invierno. Pueden ser por ello los colores perfectos para la decoración de la mesa: jugar con los detalles o tonos de los manteles, servilletas, arreglos florales o vasijas, etc. Pero lo más importante es que haya consonancia en cuanto a la paleta de colores elegida.

El azul combinado con blancos o grises, y algo de dorado, nos genera una sensación de bienestar y elegancia que transmitiremos a nuestros comensales.

Si la temática de la boda es más bien rústica o retro, los ocres casan muy bien con los tonos verdes o cremas.

Sitting plan

En los asientos de los invitados, en el plato con la minuta, podéis dejar detalles para vuestros comensales como una piña; un ramillete de una baya con un lazo bonito; o un sobrecito de craft personalizado con una frase.

Otra idea sería colocar una pieza de madera indicando el nombre del invitado en la mesa, con una flor de algodón complementando.

decoración de bodas en invierno

Recuerdos

¿Qué tal unas mantas personalizadas con la fecha de vuestra boda? Para una boda de invierno o en días de frío es una idea genial como recuerdo para tus invitados. Las pueden usar llegada cierta hora para los que quieran salir al exterior a charlar o simplemente, si les apetece estar más calentitos.

Corners

Una fuente de chocolate caliente con elementos como frutas, golosinas, etc. dejará a tus invitados enamorados.

También para la recena o durante la fiesta, podemos servir un córner de churros con chocolate para reponer fuerzas.

Las palomitas es otro elemento que relacionamos con los días de frío; por lo que una mesa de golosinas y palomitas seguro que atraerá a los más golosos. Y como estas admiten variedad de dulce o salado, habrá para todos los gustos.

En Finca Quimera encontrarás un espacio único para celebrar tu boda o evento. ¡Mira nuestra galería!

 

Atardecer en Finca Quimera

Atardecer en Finca Quimera

Decoración de bodas en invierno
Rate this post
¡Comparte!